viernes, 30 de noviembre de 2007

Carnavales: diversión y frustración

El fin de semana pasado, se llevó a cabo el muy famoso Carnaval de San Miguel. Todo estaba preparado y listo para ser ejecutado con las mejores espectativas.

Varios días antes de que se realizara el evento, Will Salgado, alcalde de San Miguel, se comunicó con la población. Los medios de comunicación se encargaron de difundir la información y la agenda que se desarrollaría durante este carnaval. Los bailes, la venta de comida típica y representativa para los salvadoreños no faltarían por ningún motivo.

Las diversas actividades fueron realizadas en distintos lugares de la ciudad. Se puede decir que las identidades y comportamientos de distintos grupos de la sociedad estaban más marcados que nunca.

Mientras en uno de los puntos se desarrollaba un concierto de Salsa, donde los visitantes habían adquirido las entradas a cambio de un valor económico, en otro punto de la ciudad se desarrollaba un concierto en el que el "reggetón" era el plato fuerte.

En el Estadio Charláix, donde se llevaría a cabo el concierto de reggetón, acontecieron acciones deplorables. La gente se mostraba muy inconforme con el retraso de los organizadores. Hubo muchos conflictos y, en consecuencia, muchos detenidos por la policía.

Luego, salió a escena el cantante internacional Nicho Hinojosa. El público no lo recibió de la mejor manera. Después de haber interpretado unas canciones, fue abucheado por los presentes, que terminaron lanzando cosas a la tarima. El cantante decidió retirarse y, seguramente, lo hizo con el mayor de los gustos ante un público descontrolado.



Ese tipo de comportamientos son los que generan un mal concepto de cultura en los salvadoreños. No se puede tomar una visión sobre algo que hace un determinado grupo de la sociedad. Sin embargo, es importante darnos cuenta de la influencia que tiene el nivel de valores y actitudes que se desarrollan hoy en día.

No podemos decir que comportamientos como el mencionado sean indicadores del nivel de cultura en el país. Pero sí podemos tomarlo como lineamiento para formar y, sobre todo fortalecer, ciertos criterios concernientes a los valores y actitudes adecuadas en y con la sociedad. El respeto, la aceptación y la comprensión son algunas actitudes que se deben fortalecer e incrementar en su ejecución.

Vea también: - Alegre "espíritu" en carnaval...

1 comentario:

Patti dijo...

Gracias por enviarme el correo :D Espero que hayas tenido felices vacaciones :)